viernes, 14 de octubre de 2011

La reforma tributaria del SRI propone subir al 5% el ISD




Los importadores de bienes de consumo y suntuarios tendrán que pagar nuevos tributos para seguir con sus negocios. El nuevo proyecto de reforma fiscal verde propone un impuesto del 5% a la Salida de Divisas (ISD). El actual es del 2%.
Así lo informó Carlos Marx Carrasco, director del Servicio de Rentas Internas (SRI), en un seminario en Guayaquil, donde explicó las 11 medidas que contiene la novena reforma. “El Impuesto a la Salida de Divisas se estaría incrementando del 2% al 5% pero se mantendrá la dotación de créditos tributarios con lo que la producción no se afectará”.
Según Carrasco, el incremento afectará a las importaciones de bienes de consumo. “Parece que la sociedad aún no alcanza a comprender el problema macroeconómico que tenemos por estar dolarizados. Acá ocurre que las exportaciones privadas no financian las importaciones privadas y ahí está el problema”.
A la conferencia de ayer asistieron más de 40 empresarios y fue organizada por la Cámara de Comercio Ecuatoriana Americana de Guayaquil. También se evaluaron las 8 reformas tributarias que fueron aprobadas desde el 2007 y sus beneficios en la economía.
Esta es la novena reforma tributaria que promueve el SRI y que tiene como objetivo aumentar impuestos para los vehículos, licores, cigarrillos y botellas de plástico. Aunque Carrasco señaló que la propuesta no solo propone aumentar impuestos sino también cuidar el medioambiente, la salud y sustituir tributos.
“No se está creando un impuesto del 2% para los bananeros. Se trata de un impuesto presuntivo con un método de cálculo del 2% del total de las ventas, lo que va a compensar o sustituir al impuesto a la Renta. No se aumenta ni se crea un impuesto”.
Pero el nuevo ISD sí generó inquietudes entre los asistentes al foro, ya que muchos son importadores de bienes que son usados como materia prima y de capital. De ahí que preguntaron a Carrasco sobre los mecanismos para acceder a los incentivos tributarios.
Joaquín Carvajal, presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriana Americana de Guayaquil, dijo que la propuesta de elevar el Impuesto a la Salida de Divisas al 5% es bastante alta ya que será un recargo del 150%. “Los empresarios deberán asumirlo con eficiencia, ya que incidirá en los costos de producción. Lo que normalmente puede ocurrir es que se va a trasladar el impuesto al que consuma el producto”.
Según Carvajal, el objetivo del Gobierno es nivelar la balanza comercial. “Se va a realizar un foro con los empresarios para buscar opciones y evitar esos efectos”.
En su exposición, Carrasco sostuvo que en el 2011 se recaudarán USD 8 500 millones en impuestos y que las devoluciones por Impuesto a la Renta (IR) y al Valor Agregado sumarán USD 1 000 millones. Esas proyecciones son mayores a las del 2010.
Sobre la evasión del IR dijo que se redujo del 61 % al 40% y que las declaraciones de impuestos por Internet se ubican en un 84%.
Carrasco aclaró que el aumento a los impuestos del IVA y de Consumo Especial (ICE) para los cigarrillos, vehículos y bebidas buscan proteger la salud y no recaudar ingresos. “La propuesta ya la tiene el presidente Rafael Correa, ahora solo hay que esperar que la envíe a la Asamblea”.

Las propuestas de la nueva reforma

El impuesto ambiental a la contaminación de vehículos no pasará de USD 1 800 al año. Todo dependerá del modelo y valor del automotor.
Se modificará el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de los vehículos híbridos. Ahora se aplicará el Impuesto a los Consumo Especiales (ICE) y no
el IVA.

El ICE que se aplicará para los cigarrillos será de USD 0,08 por unidad y para las bebidas alcohólicas USD 6 por litro.
Se aplicará un impuesto de USD 0,02 a las botellas plásticas no retornables. Se lo va a aplicar a quien la use o consuma y no devuelva a las tiendas de fábrica o recicladora el envase.
Los impuestos a las tierras rurales se compensarán con la siembra de árboles. También habrá tributos para armas de fuego, exentas las deportivas.

Un impuesto a la renta presuntivo a los bananeros y agricultores del 2%. Este valor se fijará a las ventas y se sustituirá al Impuesto a la Renta.

El IVA al sector público no se cobrará. Es decir, estarán exentos de ese tributo para evitar problemas de retrasos y devolución de fondos.

El SRI propone que la capacidad de auditar las cuentas de los contribuyentes ya no sea solo hasta tres años, sino que se amplíe a un período de seis años.

Fuente: Diario El Comercio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada